Día internacional de la lucha contra el cáncer infantil- 15 de Febrero

Día Mundial del Cáncer Infantil: En México anualmente se detectan alrededor de 6 mil casos nuevos.

Este 15 de febrero se conmemora el Día Internacional contra el Cáncer infantil, el cual, se instituye en Luxemburgo en 2001, como iniciativa de la CCI (Childhood Cancer International), entonces ICCCPO (International Confederation of Childhood Cancer Parent Organizations), en colaboración con la UICC (Global Cancer Contror) de la OMS y World Child Cancer, con el objetivo de generar alianzas estratégicas y conciencia social en la materia.

El cáncer es considerado un problema de salud pública global, ya que representa la principal causa de muerte por enfermedad entre 5 y 14 años de edad en casi todo el mundo.

En México, se estima que cada año se diagnostican más de 5,000 niños y la incidencia muestra tendencia al incremento. El 65% de los casos se diagnostica en etapas avanzadas de la enfermedad, causando más de 2,300 muertes anuales. La sobrevida global a 5 años oscila alrededor de 40%, mientras que en el mundo son más de 150 mil los casos existentes cada año.

El tipo de cáncer más frecuente en los niños es la leucemia linfoblástica aguda (el tumor infantil hematológico más frecuente), seguido de los tumores del Sistema Nervioso Central y los linfomas.

*LA TASA DE SUPERVIVENCIA A 5 AÑOS DE 0 A 14 AÑOS ALCANZA CASI EL 80%

El dato es esperanzador, aunque se aspira llegar al 100% ya que una sola muerte por cáncer infantil es demasiado.

Señales de alerta de cáncer infantil

Es importante estar alerta a cualquier señal o síntoma que pueda indicarnos que algo no va bien, como por ejemplo:

* Dolor persistente en huesos y abdomen
* Dolor de espalda persistente
* Fiebre sin causa o por más de una semana
* Moretones o sangrados de nariz o encías
* Crecimiento tumoral o de ganglios
* Picazón en el cuerpo sin lesiones en la piel
* Cansancio extremo, palidez y anemia súbita
* Pérdida de peso
* Dolor de cabeza y vómitos por la mañana durante varios días
* Abdomen que crece rápidamente
* Infección que no mejora
* Consulta al pediatra tres o más veces por la misma sintomatología sin tener un diagnóstico .