¿Qué preguntas debes hacerle a tu médico?

Seguramente, estés acostumbrado a responder a las preguntas de tu doctor, pero no a hacerle preguntas. No obstante, también tienes el derecho de hacer preguntas. De hecho, deberías hacerle preguntas sobre lo que desees: se trata de tu cuerpo. Aquí te ofrecemos una lista de preguntas que te ayudarán a comenzar conversaciones sobre preocupaciones y problemas comunes respecto de tu salud. Tal vez, desees imprimir la lista y llevarla a tu cita con el doctor. No es necesario que formules todas las preguntas – ni siquiera alguna de ellas – pero puedes usarlas como guía cuando sea necesario

Preguntas para entablar una comunicación abierta con tu doctor:

  • ¿Mantendrá en forma confidencial toda la información que le dé?
  • ¿Está bien que mis padres no estén presentes durante la consulta?
  • De ser necesario, ¿puedo hacer una consulta sin que mis padres lo sepan?

Preguntas referidas a una enfermedad o un síntoma:

  • ¿Qué es lo que me sucede?
  • ¿Puede hacerme un dibujo del problema o mostrármelo?
  • ¿Cuáles son las causas de este tipo de problema?
  • ¿Es grave?
  • ¿Puedo transmitir esta enfermedad a otra persona? De ser así, ¿cómo y durante cuánto tiempo?
  • ¿Debo evitar alguna actividad o alimento determinados?
  • ¿Cuándo puedo regresar a la escuela o al trabajo?
  • ¿Cómo puedo evitar que esto vuelva a ocurrir?

Preguntas acerca de los medicamentos:

  • ¿Qué hace este medicamento?
  • ¿Qué ocurre si no lo tomo?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios?
  • ¿Durante cuánto tiempo debo tomarlo?
  • ¿Qué ocurre si me olvido de tomar una dosis?
  • Si no noto ninguna mejoría, ¿cuánto tiempo debo esperar antes de llamarlo?

Preguntas sobre análisis y tratamientos:

  • ¿Por qué es necesario este análisis?
  • ¿Qué ocurre si no me hago el análisis?
  • ¿Existe algún tipo de riesgo?
  • ¿Duele? De ser así, ¿existe alguna manera de aliviar el dolor?
  • ¿Puede realizar el análisis o el tratamiento en su consultorio o es necesario que vaya a un laboratorio?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios?
  • ¿Cuál es la preparación para el análisis o el tratamiento?
  • ¿De qué efectos secundarios o cambios debo informarle?

Cuantas más preguntas hagas, más descubrirás acerca de tu cuerpo. Y cuando sabes lo que está ocurriendo con tu cuerpo, puedes tener un mayor control sobre tu salud; ahora y en el futuro.

¿Hasta qué edad puede una mujer usar sus propios óvulos para lograr un embarazo?

¿Hasta qué edad puede una mujer usar sus propios óvulos para lograr un embarazo?

Un estudio elaborado y presentado por la Dra. Marta Devesa, ginecóloga de Salud de la Mujer Dexeus, en el encuentro anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE), demuestra que los ciclos de Fecundación In Vitro (FIV) efectuados en mujeres mayores de 44 años con óvulos propios tienen una tasa de éxito de solamente un 1,3%.

La edad influye en la calidad de los ovocitos

Según el estudio, en mujeres de entre 38 y 39 años la tasa de nacidos vivos tras el FIV con óvulos propios es del 23,6%, una tasa que va cayendo rápidamente a medida que se eleva la edad de la paciente: en las mujeres de entre 40 y 41 alcanza el 15,6% mientras que en las de entre 42 y 43 años se queda en el 6,6%.

Para obtener estos datos, la Dra. Devesa ha analizado todos los tratamientos de fecundación in vitro realizados en la clínica Dexeus de Barcelona (5.841 ciclos de tratamiento de FIV efectuados a 4.195 mujeres) teniendo en cuenta dos variables principales: la edad de las pacientes y la cifra de ovocitos extraídos en cada caso. Se trata de la mayor muestra jamás analizada para observar la tasa de nacidos vivos en mujeres mayores de 38 años, puesto que se trata de un análisis realizado con el objetivo de establecer predicciones fiables de las posibilidades de éxito de dicho tratamiento en pacientes de edad avanzada.

“Las conclusiones del estudio avalan una certeza más que conocida, y es que a medida que aumenta la edad de las mujeres se resiente su fertilidad, pero ahora, además, tenemos una visión clara y segmentada por edades de en qué medida se reduce esta fertilidad”, explica la Dra. Devesa. Además, la doctora añade: “hemos podido observar como esta reducción en la fertilidad no es tan evidente en pacientes de edad avanzada que han optado por óvulos de donante: en estos casos, la fertilidad se mantiene en niveles similares con independencia de la edad”.

A partir de los 44 años mejor recurrir a óvulos donados

La conclusión que de ello se desprende es que la edad de la paciente influye decisivamente en la calidad de los ovocitos pero no influye del mismo modo en el transcurso del embarazo, por lo que los expertos recomiendan optar por la donación de ovocitos en pacientes que superen los 44 años, ya que las posibilidades de éxito con ovocitos propios son escasas.

Según la Dra. Devesa, la razón biológica más probable para este descenso de la fertilidad al aumentar la edad de la mujer es debida a la mayor frecuencia de anomalías cromosómicas, que alcanzan hasta el 85% en embriones de mujeres mayores de 42 años.

Asimismo, el estudio también demuestra que el ratio de nacimientos vivos acumulados fue más elevado en los casos en los que había excedente de embriones para la congelación, de lo cual se desprende que cuantos más ovocitos producía la paciente, mayor sería el ratio de éxito.

Por ello, en todas las franjas de edad por debajo de los 44 años, los expertos recomiendan tener en cuenta tanto la media de éxito de FIV por cada franja de edad como la cifra de ovocitos recuperados por parte de la paciente en concreto antes de tomar una decisión ante el uso de ovocitos propios o de donante.

Según la Dra. Devesa, “la evidencia científica demuestra que las mujeres de 44 años o más deben estar plenamente informadas sobre sus posibilidades reales de un nacimiento vivo y deben ser aconsejadas en favor de la donación de ovocitos. Esta alternativa es, por el momento, mucho más frecuente en los EE.UU. que en Europa, aunque España es uno de los países europeos en los que la donación de ovocitos está más generalizada”. De acuerdo con el sistema de registro nacional español, en el 2012 se realizaron 7.000 ciclos de donación de óvulos en España.