Cáncer de ovario

¿Qué es?

Los ovarios son los órganos situados junto al útero y conectados con éste mediante una estructura tubular denominada trompa de Falopio. Tienen un doble objetivo, por una parte, la producción de óvulos durante la etapa reproductiva de la mujer, por otra, la síntesis de hormonas femeninas.

El cáncer de ovario es un crecimiento descontrolado de las células del ovario, de modo que éstas se vuelven anormales. Los ovarios están compuestos por tres tipos principales de células y cada tipo de célula se puede desarrollar en un tipo diferente de tumor.

  • Los tumores epiteliales se originan de las células que cubren la superficie externa del ovario. La mayoría de los tumores ováricos son tumores de células epiteliales.
  • Los tumores de células germinales se originan de las células que producen los óvulos.
  • Los tumores estromales se originan de las células del tejido estructural que sostienen el ovario y producen las hormonas femeninas estrógeno y progesterona.

La mayoría de estos tumores son benignos (no cancerosos) y nunca se propagan fuera del ovario. Los tumores se pueden tratar mediante la extirpación quirúrgica de un ovario o de parte del ovario que contiene el tumor.

Los tumores ováricos malignos (cancerosos) o tumores de bajo potencial maligno se pueden propagar (hacer metástasis) a otras partes del cuerpo, y pueden causar la muerte.

El cáncer de ovario es diagnosticado anualmente a casi un cuarto de millón de mujeres en todo el mundo, y es responsable de 140,000 muertes cada año. Las estadísticas muestran que únicamente el 45% de mujeres con cáncer de ovario tienen probabilidades de sobrevivir cinco años en comparación con un 89% de las mujeres con cáncer de mama. Esta enfermedad afecta de manera similar a las mujeres en países desarrollados y en países en vías de desarrollo.

Causas

Las mujeres que pueden estar en mayor riesgo (en relación con la población general) de desarrollar cáncer de ovario son aquellas que, por su lado familiar paterno o materno tienen dos o más parientes que han tenido cáncer de ovario, de mama, de colon o uterino.

Se sabe que ser portador de anormalidades en los genes BRCA1 o BRCA2 (genes que ayudan a reparar el daño celular) también aumenta el riesgo.

Las mujeres que no han tenido hijos, que nunca han tomado píldoras anticonceptivas, que comenzaron sus períodos menstruales en edad temprana o cuya menopausia comenzó a una edad más avanzada que el promedio tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de ovario. Las mujeres que anteriormente han padecido de endometriosis pueden ser más propensas a padecer de cáncer de ovario.

Síntomas

El cáncer de ovario produce síntomas muy poco específicos al principio, es muy común confundirlos con síntomas de trastornos grastrointestinales.

Los principales síntomas del cáncer de ovario son:

– Aumento del tamaño abdominal, sentir lo que médicamente se conoce como distensión persistente de la zona abdominal o, comúnmente, hinchazón continua.

– Dificultad para comer al sentirse llena rápidamente

– Dolor pélvico o abdominal

– Necesidad de orinal con mayor urgencia o frecuencia

Si una mujer presenta uno o más de estos síntomas en la mayoría de días durante un período de tres semanas o más debería acudir a su médico y comentar el problema.

¿Dudas?

Comunícate con nosotros

info@grupotm.com.mx

 

¿Qué es linfangioma cervical?

El linfangioma (inglés: lymphangioma) es una deformación congénita del vaso linfático, que tiene las siguientes características: cavidad dilatada del vaso linfático, linfa que lo llena y tejido “stroma” entre quistes que rellenan el espacio entre las cavidades dilatadas de los vasos linfáticos.

La pared interior del vaso linfático se forma por su lado, de una sola capa de las células endotélicas y por el tejido conectivo entre los quistes (incluye el tejido muscular, venas, tejido conjuntivo elástico, etcétera).

 

Patológicamente hablando, se clasifica en tres tipos dependiendo del tipo de dilatación de los vasos linfáticos: linfangioma quístico (en inglés, cyctic limphangioma o cyctic hygroma), linfangioma esponjoso (cavernous lymphangioma) y linfangioma capilar (lymphangioma simples).

Sin embargo, es raro que un quiste se componga de un solo tipo. Además, no existe una norma para diagnosticar y precisar cada caso.

Clínicamente cuando un vaso linfático quistosamente dilatado ocupa la mayor parte de un tumor, se diagnostica como linfangioma quistico y por otro lado a los casos que no tienen vasos linfáticos quistosamente dilatados se distingue como linfangioma esponjoso.

En caso de que, aun teniendo vasos linfáticos, se encuentre relativamente gran proporción de vasos linfáticos esponjosos, sería apropiado identificarlos como de tipo mixto. En esta presentación será utilizada en la clasificación clínica.

Histológicamente, el lingangioma se considera como una enfermedad benigna. Sin embargo, su forma de crecimiento (desarrollo) tiene permeabilidad y en gran número de casos, no se encuentran bordes claros del padecimiento con respecto de las vísceras que están en los alrededores. Hay muchos casos en que las arterias, venas y nervios importantes se encuentran dentro del linfangioma en lugar de estar apretados por él.

De los casos de linfangioma, los que generan en la cerviz se denominan linfangioma cervical. Morfológicamente se caracterizan por la tendencia a formar quistes y tumores de gran tamaño. Hablando de la relación con las vísceras que se encuentran en los alrededores, el linfangioma se desarrolla infiltrándose hacia ellos.

Por otra parte, en algunos casos el linfangioma presiona las arterias, venas y nervios importantes (nervio facial-ramo submaxilar (mandibular), nervio simpático de la cerviz, nervio sublingual, nervio recurrente, nervio laríngeo superior).

Dr. Shuhei Ogita

¿Dónde pueden tratar este padecimiento?

En Grupo Torre Médica puede ser tratado por nuestros excelentes médicos pediatras:

Dra. María Del Refugio Mejía y su esposo el Dr. Javier Sánchez Nava, co fundadores de la primera Clínica de linfangiomas en México.

Ofrecen tratamiento especializado para el Linfangioma cervical de manera quirurgica y con aplicación de OK-432.

Años de excelencia médica, años regresando sonrisas a familias enteras.

¿Te interesa
Envíanos correo a info@grupotm.com.mx

Alcohol, tabaco y ultra procesados, principales amenazas para la salud

Una dieta alta en grasas, alcohol y tabaco, hábitos muy arraigados en algunas personas, están provocando síndrome metabólico y un sinnúmero de padecimientos.

El consumo cada vez mayor de alcohol, tabaco y productos ultraprocesados como los llamados alimentos chatarra, bebidas azucaradas, embutidos, enlatados y embotellados, incluida el agua natural, se ha convertido en una amenaza para la salud humana.

«Hay estudios que indican que tomar mucha agua embotellada puede aumentar  niveles de sustancias no saludables para el cuerpo, derivadas del plástico de los envases», explicó Simón Barquera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud, del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

El alcohol y el tabaco se consumen desde hace siglos, son drogas legales, pero como nunca antes, ahora se conoce el daño que estas sustancias causan en el organismo humano.

El tabaco es el único producto asociado a todos los tipos de cáncer y a otras enfermedades como la pulmonar obstructiva crónica, así como a las cardiovasculares. Contiene nicotina, una sustancia altamente adictiva.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al tabaquismo como la principal causa de muerte evitable en el mundo.

El abuso en el consumo de alcohol está asociado a diversos tipos de cáncer, y daños al hígado hasta llevar a la cirrosis. Está identificado como una consecuencia indirecta de accidentes, principalmente vehiculares por parte de quienes conducen o caminan por las calles bajo los influjos de bebidas etílicas.

Una dieta alta en grasas, alcohol y tabaco, hábitos muy arraigados en algunas personas, están provocando síndrome metabólico y un sinnúmero de padecimientos, afirmó Horacio Noé López Basave, jefe del Departamento de Gastroenterología del Instituto Nacional de Cancerología.

«La comida chatarra, los conservadores, los alimentos ahumados, todos aquellos que están muy procesados y que pierden lo natural, lo que podría ser protector en su forma original, pero que con tantos conservadores, condicionan un riesgo para desarrollar algún tipo de cáncer», agregó.

Los productos ultraprocesados que se encuentran en la tienda de la esquina, en los supermercados y en los establecimientos de comida rápida, así como en los gourmet, si bien han sido una respuesta a los tiempos modernos en los que hay poco tiempo para cocinar en casa, son enemigos de la salud.

Su alto contenido de grasa, sodio y azúcar los hacen peligrosos, siendo México el país número uno en el consumo percápita anual de alimentos y bebidas ultraprocesada con más de 200 kilos, según un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), publicado en 2015.

El sodio es uno de los principales aditivos que se encuentra en altas cantidades en la comida ultraprocesada, que a la larga lleva a hipertensión arterial y que aumenta el riesgo de un infarto o embolia, además de daño renal, entre otros.

Uno de los ingredientes más tóxicos que hay es el azúcar, como parte de los alimentos industrializados en altas cantidades porque se pega a las proteínas del cuerpo y afecta la función del organismo.

«Las bebidas gaseosas con las burbujas te barren el calcio, hay que saber leer las etiquetas nutricionales porque te venden el agua de sabor según muy sana de pepino y menta, pero tiene más azúcar que dos panquecitos», mencionó Julia Salinas Ducker, nutrióloga clínica.

Un consumo excesivo de azúcar puede causar diabetes, y aunado a una mayor ingesta de grasas, el resultado es obesidad, padecimientos que se han convertido en una epidemia en nuestro país.

 

Es un articulo original de:

Por: NTX

¿Qué es el factor de transferencia?

¿Qués es?

Los factores de transferencia son moléculas diminutas que transfieren información inmunitaria de una entidad a otra; por ejemplo, de una madre a su hijo al amamantarlo. Los factores de transferencia educan al sistema inmunitario y así promueven la fase de reconocimiento de una infección. Esto brinda el respaldo necesario para que el sistema inmunitario pueda recordar cómo ejercer una función inmunitaria saludable.

Factores de Transferencia y enfermedad

Los factores de transferencia son una especie de «fotografía química» de los virus, bacterias, hongos y parásitos que estuvieron en contacto con el propio organismo o con otro, y pero transmiten esa información a las células encargadas de combatir la enfermedad en el organismo donde son introducidos.

¿Cómo se consumen?

Estas pequeñas moléculas contienen únicamente la esencia del mensaje inmunológico y están elaboradas a base de diversas combinaciones de aminoácidos. No son vitaminas ni minerales ni son hierbas. Son una mezcla especial de aminoácidos. “Los Factores de Transferencia eran pequeños péptidos de aproximadamente ocho residuos de aminoácidos, los cuales pueden combinarse para crear billones de Factores de Transferencia diferentes”.

¿Para que enfermedades se pueden utilizar?

Los reportes actuales abarcan una exitosa recuperación en enfermedades virales, malignas, parasitarias, fúngicas, neurológicas y enfermedades autoinmunes. Puede ayudar incluso en casos de SIDA, y ayudará a enfrentar nuevos brotes de virus, incluso el resurgimiento de viejas patologías. En algunos países se han tratado el asma bronquial alérgico, la dermatitis utópica y herpes zoster con muy buenos resultados. Al ser combinaciones de aminoácidos, sus posibilidades son casi infinitas a juzgar por las declaraciones efectuadas por el doctor Estrada: «Los factores de transferencia son útiles en las enfermedades producidas por bacterias, virus, levaduras y hongos. Es el caso de enfermedades tan distintas como la tuberculosis (meningeal, renal y cutánea), la lepra, la coccidioidomicosis, la diabetes tipo I….”etc.

¿Provocan reacciones alérgicas?

No se han reportado efectos adversos ni reacciones secundarias después de la administración del factor de transferencia. Sin embargo no se recomienda su uso en pacientes trasplantados.

¿Dónde puedo obtenerlo?

En Grupo Torre Médica el Dr. Javier Sánchez Nava esta totalmente capacitado y especializado en la aplicación de este medicamento con precios accesibles.

 

 

La obesidad saludable no existe: por qué «estar gordo pero en forma» no es más que un mito.

La obesidad saludable no existe: por qué «estar gordo pero en forma» no es más que un mito.

Lo de «sano en cualquier talla» no existe. Nuestro último estudio demuestra que si eres obeso, pero tienes un metabolismo sano (lo que algunos denominan como «estar gordo, pero en forma»), sigues teniendo un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en comparación con las personas con un metabolismo sano y un peso normal.

El debate entorno a la idea «gordo, pero sano» lleva discutiéndose más de una década y es importante desde un punto de vista de salud pública. Sería una solución para destinar más recursos para aquellas personas que están en alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares (como ataques al corazón, insuficiencia cardíaca y derrame cerebral) y habría que destinar menos recursos a aquellas personas que tienen poco riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Por lo tanto, si eres obeso pero todavía no tienes diabetes tipo 2, la presión alta o el colesterol alto, quizá deberías ser tratado de la misma manera que una persona con peso normal y que no cuenta con ninguna de estas anomalías en su metabolismo. O, por lo menos, era lo que se pensaba hasta ahora. Sin embargo, los últimos datos sugieren que la obesidad es un factor de riesgo para la salud del individuo, independientemente del estado actual de su metabolismo.

Un reciente estudio observacional con 18.000 participantes de diez países europeos, reveló que las personas obesas tenían un mayor riesgo de padecer enfermedades coronarias que las personas de peso normal y con un metabolismo sano. Nuestro estudio se suma a esta evidencia y va mucho más allá.

El estudio más grande sobre el tema
Nuestro estudio es la mayor investigación observacional prospectiva que se ha hecho hasta el momento en personas obesas con un metabolismo sano. Hemos usado datos de 3,5 millones de personas mayores de edad a partir de una base de datos de centros de atención primaria del Reino Unido.

No solo nos interesaba saber si existía una relación entre obesidad y metabolismo sano y posterior desarrollo de enfermedades coronarias, sino que también queríamos saber si había relación con posibles derrames cerebrales, mini-apoplejías (también conocidas como un ataques isquémico transitorios o TIA), insuficiencias cardíacas y otras enfermedades vasculares periféricas. También evaluamos si los obesos adultos sanos mantuvieron su perfil de metabolismo sano pasado cierto tiempo.

Para ser clasificado como «obeso con metabolismo sano», los participantes no podían tener ningún tipo de diabetes, niveles de grasa anormales en sangre o presión arterial alta al inicio del estudio.

De los 3,5 millones de participantes, que al comenzar el estudio no tenían ningún tipo de enfermedad cardiovascular, alrededor del 15% fueron clasificados como obesos con metabolismo sano. Durante un período medio de seguimiento de cinco años, de los que inicialmente habían sido considerados como obesos con metabolismo sano, alrededor del 6% desarrollaron diabetes, el 12% llegó a tener niveles anormales de grasa en sangre y un 11% desarrolló presión arterial alta.

En comparación con las personas de peso normal sin anomalías en el metabolismo, las personas que habían sido clasificadas como obesas con metabolismo sano tenían un 50% de riesgo de desarrollar una enfermedad coronaria, un aumento del riesgo de accidente cerebrovascular del 7% y un doble riesgo de insuficiencia cardíaca. Estos resultados no se podrían explicar por la edad, el sexo, el tabaquismo o el estatus socioeconómico, puesto que tuvimos en cuenta estos factores en nuestros cálculos.

No es una enfermedad benigna
¿Se puede estar gordo, pero en forma? Si por estar en forma entendemos la salud cardiovascular, entonces la respuesta es no. Si tenemos en cuenta las diferencias genéticas relacionadas con la obesidad en las personas, podríamos pensar que entre la población de gente obesa hay personas que puedan no desarrollar un alto riesgo de complicaciones relacionadas con la obesidad, como las enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, existen suficientes pruebas para aceptar que, a nivel de población, la obesidad con un metabolismo sano no se trata de un estado de salud benigno. Las futuras investigaciones se deberían centrar en encontrar las medidas más efectivas para prevenir la obesidad en la población, así como estrategias de control.

The Conversation
Imagen | Marjan Lazarevski/Flickr

Autor: Rishi Caleyachetty, epidemiólogo de la Universidad de Birmingham.

Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí.

Traducido por Silvestre Urbón.

¿Cuándo es el moho en los alimentos peligroso para la salud?

¿Cuándo es el moho en los alimentos peligroso para la salud?

¿Cuándo es el moho en los alimentos peligroso para la salud?

Cuando ves esa pelusa grisácea en la comida

¿es seguro retirar la superficie enmohecida y comer e resto?

Para responder a esa pregunta hay que ahondar en la comida, allá donde el hongo echa raíces. Aquí te damos algunas recomendaciones ¿Lo tiro o me lo como? Seguro que te has preguntado esto alguna vez al reabrir un bote medio olvidado de salsa de tomate o de mermelada y encontrarte una pelusilla grisacea sobre la superficie.

Los mohos son hongos microscópicos que se alimentan de materia animal o vegetal. Carnes, quesos, frutas, vegetales y panes sucumben a su invasión.

Lo que ves, de color verde, azul, blanco, gris o marrón son solo las esporas de esas decenas de miles de hongos diferentes. Por debajo hay tallos y raíces, que crecen en el alimento.

Entonces ¿es seguro retirar el moho y comer lo que queda? Depende. Algunos tipos de moho son más peligrosos que otros.

Sorprendentemente, el servicio de Seguridad alimentaria e Inspecciones (FSIS) del departamento de Agricultura de Estados Unidos, tiene información y recomendaciones detalladas sobre qué hacer y qué no hacer al encontrar moho en los alimentos.

Como dientes de león

Los hongos tienen ramas, tallos y raíces, que son como pequeños hilos.

Las micotoxinas más peligrosas son las llamadas aflatoxinas, producidas por hongos del género Aspergillus, como el de la ilustración | DR_MICROBE / GETTY IMAGES

«Las raíces pueden ser difíciles de ver cuando el moho crece en la comida y pueden profundizarse en el alimento», informa FSIS.

Si un alimento tiene mucho moho en la superficie, las raíces lo habrán penetrado profundamente, advierten.

Algunos mohos pueden causar reacciones alérgicas y problemas respiratorios.

Otros, en las condiciones adecuadas pueden generar micotoxinas, que son sustancias venenosas para nuestra salud.

¿Cuales son los más peligrosos y cuales son inofensivos?

Las micotoxinas son producidas sobre todo por mohos que crecen en los granos y las nueves, aunque también pueden estar presentes en otros productos como el apio, el jugo de uva y las manzanas.

De hecho la presencia potencial de estas toxinas es de gran importancia para la industria de los cereales, semillas, nueces y frutos deshidratados, según las condiciones de almacenamiento.

Algunos salamis y carnes curadas duras suelen tener cierto moho en la superficie que es seguro raspar antes de consumir | TASHKA2000 / GETTY IMAGES​

Las micotoxinas más peligrosas son las llamadas aflatoxinas, que son cancerosas.

Son producidas por hongos del género Aspergillus, que crecen sobre todo en el cacahuete o maní, pero también se pueden encontrar en nueces de Brasil y almendras.

Por otro lado la patulina, otro tipo de mitocoxina, también se puede encontrar con frecuencia en manzanas y jugos de manzana no fermentados.

En términos muy generales, como una regla sin matices, se podría decir que los mohos verdes y blancos tienden a ser inofensivos, mientras que los marrones deberían ser evitados.

Pero hay excepciones: algunos mohos verdes o blancos sí pueden producir toxinas y no se puede pueden identificar o distinguir a simple vista.

Por ejemplo, los mohos que se utilizan para la fabricación de quesos son seguros. Muchos son variedades de la vieja conocida Penicilina.

Sin embargo eso no quiere decir que todas las Penicilinas sean seguras.

¿Qué alimentos con moho se pueden salvar y cuales es mejor descartar?

FSIS recomienda descartar la comida enmohecida que tiene un alto contenido húmedo, porque puede estar contaminada por debajo de la superficie.

FSIS recomienda descartar la comida enmohecida que tiene un alto contenido húmedo, porque puede estar contaminada por debajo de la superficie | ZHONGYANJIANG / GETTY IMAGES

También advierte que algunos alimentos enmohecidos pueden contener bacterias que crecen con el moho.

Entre los alimentos que recomiendan descartar están los fiambres, tocino, salchichas, carnes cocinadas, pasta, granos cocinados, yogures, mermeladas y crema ácida.

Como excepción menciona algunos salamis y carnes curadas duras, que suelen tener cierto moho en la superficie que es seguro raspar antes de consumir.

La página de FSIS puntualiza que es difícil que el moho penetre en los alimentos densos, no porosos.

El moho en las frutas y vegetales duros, con bajo contenido húmedo, como el repollo, los pimientos o las zanahorias, se puede retirar para consumir el resto del alimento. Recomiendan cortar al menos 2cm y medio alrededor y por debajo del moho.

En el caso de los quesos duros, también es seguro retirar la parte enmohecida y consumir el resto.

Sin embargo en el caso de los quesos blandos (cottage, queso crema) y los ya rayados, recomiendan tirarlo.

Por otro lado FSIS recomienda descartar los quesos que ya se hacen con moho, como el roquefort, azul, brie y camembert, si desarrollan mohos que no son parte del proceso de fabricación, porque pueden ser peligrosos.

Es un texto original de:
http://www.el-nacional.com

Consejos para disminuir el nivel de triglicéridos en la sangre

Consejos para disminuir el nivel de triglicéridos en la sangre.

Recibir el diagnóstico de colesterol alto es un asunto de gran preocupación para muchas personas. Lo mismo no siempre sucede con aquellos que han descubierto altos niveles de triglicéridos. Siendo menos agresivos los triglicéridos son a menudo ignorados por muchos, pero también son peligrosos si no se controla, ya que aumentan el riesgo de enfermedades coronarias e incluso el desarrollo de la diabetes.

Los triglicéridos son un tipo de grasa proveniente de la ingestión de carbohidratos y de la propia grasa. Por lo tanto, está presente en aproximadamente 90% de nuestra alimentación, mientras que el colesterol se puede encontrar en sólo el 10% de los alimentos ingeridos. Aun así, las mejores maneras de reducir el nivel de triglicéridos no se limitan a los alimentos. Echa un vistazo a siete consejos que ayudan a controlar la tasa de esa grasa.

Consejos para baja triglicéridos en sangre
Carbohidratos

Los triglicéridos se derivan de dos maneras: mediante el consumo de alimentos con alto contenido de grasa o la síntesis de carbohidratos en el hígado. Por lo tanto, una de las primeras recomendaciones médicas para disminuir el nivel de triglicéridos es la creación de una dieta equilibrada y, por supuesto, bajo en carbohidratos. Esto incluye pastas, frutas y tubérculos como la papa.

Ejercicios

El exceso de peso es la causa principal del aumento de triglicéridos en la sangre. Por lo tanto, combinar una dieta equilibrada con el ejercicio físico, de preferencia aeróbicos, es la mejor manera de combatir el alto nivel de triglicéridos, ya que aumenta la quema de grasa corporal.

Verduras y legumbres

Verduras y legumbres también no pueden faltar en el menú. Algunos de ellos incluso tienen un porcentaje considerable de carbohidratos, pero aun así son siempre mucho más bienvenidos que los alimentos procesados como el pan y las pastas.

Alcohol

Las bebidas alcohólicas son bastante calóricos, por lo que estimulan la producción de triglicéridos y por lo tanto deben ser evitados. Una lata de cerveza, por ejemplo, tiene 147 calorías, un vaso de vino tinto seco, 107 y una única dosis de whisky, 240 calorías.

Omega tres

Pescados como el salmón y el atún, son alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, una grasa no saturada, que reduce el nivel de triglicéridos en la sangre. Por lo tanto, su consumo siempre debe ser una prioridad cuando la otra opción es una carne roja. Recuerde, sólo preparar el pescado de tal manera que sea baja en grasa, por lo que la mejor alternativa seria a la parrilla.

Azúcar

Otro alimento que debe ser controlado son los dulces,ya que el azúcar es un tipo de carbohidrato. En el organismo, es descompuesto y transformado en partículas más pequeñas que serán absorbidos. El problema es que esta absorción estimula la producción de triglicéridos en el hígado. Además, hay un depósito de la grasa en el páncreas que interrumpe el funcionamiento de las células de insulina, causando que el nivel de glucosa en la sangre también aumente.

Tabaquismo

El fumar aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y la diabetes, siendo un hábito perjudicial que potencia el daño causado por la alta tasa de triglicéridos en la sangre. Al igual que el azúcar, causa resistencia a la insulina debido a la acumulación de grasa en el abdomen.

¿Qué preguntas debes hacerle a tu médico?

Seguramente, estés acostumbrado a responder a las preguntas de tu doctor, pero no a hacerle preguntas. No obstante, también tienes el derecho de hacer preguntas. De hecho, deberías hacerle preguntas sobre lo que desees: se trata de tu cuerpo. Aquí te ofrecemos una lista de preguntas que te ayudarán a comenzar conversaciones sobre preocupaciones y problemas comunes respecto de tu salud. Tal vez, desees imprimir la lista y llevarla a tu cita con el doctor. No es necesario que formules todas las preguntas – ni siquiera alguna de ellas – pero puedes usarlas como guía cuando sea necesario

Preguntas para entablar una comunicación abierta con tu doctor:

  • ¿Mantendrá en forma confidencial toda la información que le dé?
  • ¿Está bien que mis padres no estén presentes durante la consulta?
  • De ser necesario, ¿puedo hacer una consulta sin que mis padres lo sepan?

Preguntas referidas a una enfermedad o un síntoma:

  • ¿Qué es lo que me sucede?
  • ¿Puede hacerme un dibujo del problema o mostrármelo?
  • ¿Cuáles son las causas de este tipo de problema?
  • ¿Es grave?
  • ¿Puedo transmitir esta enfermedad a otra persona? De ser así, ¿cómo y durante cuánto tiempo?
  • ¿Debo evitar alguna actividad o alimento determinados?
  • ¿Cuándo puedo regresar a la escuela o al trabajo?
  • ¿Cómo puedo evitar que esto vuelva a ocurrir?

Preguntas acerca de los medicamentos:

  • ¿Qué hace este medicamento?
  • ¿Qué ocurre si no lo tomo?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios?
  • ¿Durante cuánto tiempo debo tomarlo?
  • ¿Qué ocurre si me olvido de tomar una dosis?
  • Si no noto ninguna mejoría, ¿cuánto tiempo debo esperar antes de llamarlo?

Preguntas sobre análisis y tratamientos:

  • ¿Por qué es necesario este análisis?
  • ¿Qué ocurre si no me hago el análisis?
  • ¿Existe algún tipo de riesgo?
  • ¿Duele? De ser así, ¿existe alguna manera de aliviar el dolor?
  • ¿Puede realizar el análisis o el tratamiento en su consultorio o es necesario que vaya a un laboratorio?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios?
  • ¿Cuál es la preparación para el análisis o el tratamiento?
  • ¿De qué efectos secundarios o cambios debo informarle?

Cuantas más preguntas hagas, más descubrirás acerca de tu cuerpo. Y cuando sabes lo que está ocurriendo con tu cuerpo, puedes tener un mayor control sobre tu salud; ahora y en el futuro.

¿Hasta qué edad puede una mujer usar sus propios óvulos para lograr un embarazo?

¿Hasta qué edad puede una mujer usar sus propios óvulos para lograr un embarazo?

Un estudio elaborado y presentado por la Dra. Marta Devesa, ginecóloga de Salud de la Mujer Dexeus, en el encuentro anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE), demuestra que los ciclos de Fecundación In Vitro (FIV) efectuados en mujeres mayores de 44 años con óvulos propios tienen una tasa de éxito de solamente un 1,3%.

La edad influye en la calidad de los ovocitos

Según el estudio, en mujeres de entre 38 y 39 años la tasa de nacidos vivos tras el FIV con óvulos propios es del 23,6%, una tasa que va cayendo rápidamente a medida que se eleva la edad de la paciente: en las mujeres de entre 40 y 41 alcanza el 15,6% mientras que en las de entre 42 y 43 años se queda en el 6,6%.

Para obtener estos datos, la Dra. Devesa ha analizado todos los tratamientos de fecundación in vitro realizados en la clínica Dexeus de Barcelona (5.841 ciclos de tratamiento de FIV efectuados a 4.195 mujeres) teniendo en cuenta dos variables principales: la edad de las pacientes y la cifra de ovocitos extraídos en cada caso. Se trata de la mayor muestra jamás analizada para observar la tasa de nacidos vivos en mujeres mayores de 38 años, puesto que se trata de un análisis realizado con el objetivo de establecer predicciones fiables de las posibilidades de éxito de dicho tratamiento en pacientes de edad avanzada.

“Las conclusiones del estudio avalan una certeza más que conocida, y es que a medida que aumenta la edad de las mujeres se resiente su fertilidad, pero ahora, además, tenemos una visión clara y segmentada por edades de en qué medida se reduce esta fertilidad”, explica la Dra. Devesa. Además, la doctora añade: “hemos podido observar como esta reducción en la fertilidad no es tan evidente en pacientes de edad avanzada que han optado por óvulos de donante: en estos casos, la fertilidad se mantiene en niveles similares con independencia de la edad”.

A partir de los 44 años mejor recurrir a óvulos donados

La conclusión que de ello se desprende es que la edad de la paciente influye decisivamente en la calidad de los ovocitos pero no influye del mismo modo en el transcurso del embarazo, por lo que los expertos recomiendan optar por la donación de ovocitos en pacientes que superen los 44 años, ya que las posibilidades de éxito con ovocitos propios son escasas.

Según la Dra. Devesa, la razón biológica más probable para este descenso de la fertilidad al aumentar la edad de la mujer es debida a la mayor frecuencia de anomalías cromosómicas, que alcanzan hasta el 85% en embriones de mujeres mayores de 42 años.

Asimismo, el estudio también demuestra que el ratio de nacimientos vivos acumulados fue más elevado en los casos en los que había excedente de embriones para la congelación, de lo cual se desprende que cuantos más ovocitos producía la paciente, mayor sería el ratio de éxito.

Por ello, en todas las franjas de edad por debajo de los 44 años, los expertos recomiendan tener en cuenta tanto la media de éxito de FIV por cada franja de edad como la cifra de ovocitos recuperados por parte de la paciente en concreto antes de tomar una decisión ante el uso de ovocitos propios o de donante.

Según la Dra. Devesa, “la evidencia científica demuestra que las mujeres de 44 años o más deben estar plenamente informadas sobre sus posibilidades reales de un nacimiento vivo y deben ser aconsejadas en favor de la donación de ovocitos. Esta alternativa es, por el momento, mucho más frecuente en los EE.UU. que en Europa, aunque España es uno de los países europeos en los que la donación de ovocitos está más generalizada”. De acuerdo con el sistema de registro nacional español, en el 2012 se realizaron 7.000 ciclos de donación de óvulos en España.

Conozca la importancia de un seguro de salud.

Conozca la importancia de un seguro de salud.
La falta de salud puede afectar en la productividad de las personas y la economía familiar, al encarar la incapacidad y la reducción de ingresos por enfermedad o accidente.

Una de las responsabilidades de la cabeza de familia es que sus seres queridos estén protegidos ante cualquier accidente o enfermedad; sin embargo, la falta de cultura en temas de ahorro o seguros hace difícil estar preparados para una eventualidad como ésta. Hoy en día, la prevención es algo a tener en cuenta para evitar problemas en el futuro.

Te presentamos algunas de las ventajas de contratar un seguro médico:

  • Flexibilidad de horarios: La disponibilidad y horario de los médicos es amplia, dando así al paciente la posibilidad de pedir sus citas sin alterar en exceso sus compromisos diarios.
  • Posibilidad de elegir médico: Las compañías de seguros disponen de un amplio «cuadro médico» que permite elegir profesional según los problemas de salud.
  • Eficacia y rapidez: Es posible acudir al especialista directamente, sin tener que pasar primero por el médico de cabecera. Además, los resultados de análisis o diagnósticos están disponibles en una media de 8 días.
  • Tiempos de espera reducidos; tanto en quirófanos como en urgencias: Los servicios de urgencias están organizados para se esté lo menos posible en las salas de espera.
  • Atención personalizada y confianza: Los cuidados son personalizados y adaptados a las necesidades médicas de cada individuo. Esto, ligado a la posibilidad de elegir médico y centro hospitalario genera un ambiente de confianza entre profesional y paciente
  • Hospitalización más cómoda: En el caso de que se requiera hospitalización, es posible disponer de una habitación individual, mayor tranquilidad y todos los servicios necesarios a disposición del paciente.

Para contratar un servicio médico privado, además de las ventajas, hay que tener en cuenta también el que más se ajuste en precio y prestaciones a lo que se busca. Por ello es importante investigar las diferentes opciones que ofrece cada aseguradora.