¿Qué es un Accidente Cerebrovascular?

Accidente Cerebrovascular: síntomas y tratamiento

Un accidente cerebrovascular (ACV) se produce cuando el suministro sanguíneo a parte del cerebro se bloquea repentinamente o cuando un vaso sanguíneo del cerebro se rompe, derramando sangre en los espacios que rodean las células del cerebro. De la misma manera que se dice que una persona que sufre una pérdida del flujo sanguíneo al corazón tiene un ataque cardíaco, se dice que una persona que sufre una pérdida del flujo sanguíneo al cerebro o un sangrado repentino en el cerebro tiene un «ataque cerebral».

La parálisis es una característica común de los accidentes cerebrovasculares, con frecuencia de un lado del cuerpo (hemiplejia). La parálisis o debilidad puede afectar sólo la cara, un brazo o una pierna, o puede afectar todo un lado del cuerpo y de la cara.

Una persona que sufre un ACV en el hemisferio izquierdo del cerebro mostrará parálisis o paresia del lado derecho. A la inversa, una persona que sufre un ACV en el hemisferio derecho del cerebro mostrará parálisis o paresia del lado izquierdo.

Isquemia es el término que se usa para describir la falta de oxígeno y nutrientes para las células del cerebro cuando hay un flujo sanguíneo inadecuado. La isquemia en última instancia causa un infarto, la muerte de células cerebrales, que finalmente son reemplazadas por una cavidad llena de líquido (o infarto) en el cerebro lesionado.

Cuando se interrumpe el flujo de sangre al cerebro, algunas células cerebrales mueren de inmediato y otras quedan en riesgo de muerte. Las células dañadas se pueden salvar con una intervención farmacológica temprana.

Los investigadores han descubierto que se puede lograr restaurar el flujo sanguíneo a estas células administrando el agente para disolver coágulos activador tisular plasminógeno (t-PA) dentro de las 3 horas posteriores al inicio del ACV. Se están probando muchos fármacos neuroprotectores para evitar la ola de daños posterior al ataque inicial.

El ACV siempre se ha considerado imprevisible e intratable. Sumada a este fatalismo existía la creencia errónea de que el ACV sólo se presenta en personas mayores y, por lo tanto, no es motivo de preocupación.

Como resultado de estas concepciones erróneas, el paciente con ACV promedio espera más de 12 horas para llegar a una sala de emergencia. Los prestadores de atención médica tienen una actitud de «espera vigilante» en lugar de tratar al ACV como una emergencia médica.

Con el uso del término «ataque cerebral», el accidente cerebrovascular tiene un nombre definitivo y descriptivo. La respuesta adecuada a un ataque cerebral es la acción de emergencia, tanto por parte de la persona afectada como de la comunidad médica. Es crucial educar al público para tratar al ACV como un ataque cerebral y para solicitar tratamiento de emergencia porque cada minuto que se pierde, desde el inicio de los síntomas hasta el momento del contacto con la atención de emergencia, achica la limitada ventana de oportunidad para la intervención.

Los principales síntomas son:

  • Entumecimiento o debilidad repentinos, especialmente de un lado del cuerpo
  • Repentina confusión o dificultad para hablar o para comprender lo que se habla
  • Problema repentino para ver con uno o ambos ojos
  • Dificultad repentina para caminar, mareo o pérdida de equilibrio o de coordinación
  • Dolor de cabeza grave y repentino sin causa conocida

Un ACV habitualmente se puede diferenciar de otras causas de mareos o de dolor de cabeza. Estos síntomas pueden indicar que se ha producido un accidente cerebrovascular y que se necesita atención médica inmediata.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo más importantes para el ACV son la hipertensión, la enfermedad cardiaca, la diabetes y el hábito de fumar. Otros incluyen el gran consumo de alcohol, niveles altos de colesterol en sangre, uso de drogas ilegales y condiciones genéticas o congénitas, particularmente anomalías vasculares.

Recuperación temprana

De maneras que no se comprenden claramente, el cerebro compensa el daño causado por el accidente cerebrovascular o ataque cerebral. Algunas células del cerebro pueden estar dañadas sólo temporalmente, no muertas, y pueden reanudar su funcionamiento. En algunos casos, el cerebro puede reorganizar su propio funcionamiento. A veces, una región cerebral se hace cargo de otra dañada por el ACV. Las personas que sobreviven a un ACV experimentan a veces recuperaciones llamativas e imprevistas que resultan inexplicables.

Rehabilitación

La rehabilitación comienza en el hospital lo antes posible después del ACV. En pacientes estables, la rehabilitación puede comenzar dentro de los dos días posteriores al ACV y debe continuar el tiempo necesario después del alta hospitalaria. Las opciones de rehabilitación pueden incluir la unidad de rehabilitación de un hospital, una unidad de cuidados para subagudos, un hospital de rehabilitación, terapia domiciliaria, atención ambulatoria o cuidados a largo plazo en una institución adecuada.

El objetivo de la rehabilitación es mejorar la función a fin de que la persona que sobrevive a un ACV pueda ser lo más independiente posible. Esto se debe lograr de una manera que preserve la dignidad mientras se motiva al paciente a volver a aprender las habilidades básicas que afectó el ataque, como comer, vestirse y caminar.

Aunque el ACV es una enfermedad del cerebro, puede afectar a todo el cuerpo. Algunas de las discapacidades que pueden producirse por un ACV incluyen parálisis, deficiencias cognitivas, problemas de habla, dificultades emocionales, problemas con la vida diaria y dolor.

El ACV puede causar problemas con el pensamiento, la conciencia, la atención, el aprendizaje, el juicio y la memoria. Un paciente con ACV puede no ser conciente de lo que lo rodea o no estar conciente de las deficiencias mentales que produjo el ACV.

Las víctimas de accidentes cerebrovasculares tienen a menudo problemas para comprender o emitir el habla. Los problemas de lenguaje habitualmente se producen por el daño en los lóbulos temporal y parietal izquierdos del cerebro.

Un ACV puede acarrear problemas emocionales. Los pacientes con accidentes cerebrovasculares pueden tener dificultad para controlar sus emociones, o pueden expresar emociones inadecuadas en determinadas situaciones. Una discapacidad común que se produce con muchos pacientes con ACV es la depresión, que es más que una tristeza general resultante del incidente del accidente cerebrovascular.

Los pacientes con ACV pueden sufrir dolor, entumecimiento incómodo o sensaciones extrañas después del ataque. Estas sensaciones se pueden deber a muchos factores, incluso daños en las regiones sensorias del cerebro, rigidez en las articulaciones o la discapacidad de un miembro.

Si tiene dudas o quiere consultar con un especialista

 

 

 

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis viral es una inflamación del hígado causada por uno de los cinco virus de la hepatitis, llamados tipo A, B, C, D y E.

La hepatitis A y la E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados. Las hepatitis B, C y D se producen de ordinario por el contacto con humores corporales infectados.

Son formas comunes de transmisión:

  • Transfusión de sangre o productos sanguíneos contaminados.
  • Procedimientos médicos invasores en que se usa equipo contaminado.

Y en el caso de la hepatitis B:

  • Transmisión de la madre a la criatura en el parto o de un miembro de la familia al niño, así como el contacto sexual.

 

Síntomas De la Hepatitis

  • La infección aguda puede acompañarse de pocos síntomas o de ninguno; también puede producir las siguientes manifestaciones:
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos)
  • Orina oscura.
  • Fatiga intensa.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor abdominal.

Esta enfermedad se puede manifestar en cualquier parte del mundo. Sin embargo, la máxima prevalencia se localiza en Asia oriental y en el área del África subsahariana. En estas zonas las infecciones se suelen producir en la infancia, aunque entre el 5 y el 10 por ciento de la población adulta tienen la enfermedad cronificada. Si quieres saber más puedes visitar el sitio de la Organización Mundial de la Salud.

 

Si tiene sospechas sobre su salud, es importante acudir al médico, llámenos o escríbanos para programar una cita con un especialista.

 

 

 

Diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica que se origina porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, la elabora de una calidad inferior o no es capaz de utilizarla con eficacia.  La insulina es una hormona producida por el páncreas. Su principal función es el mantenimiento de los valores adecuados de glucosa en sangre.

En las personas con diabetes hay un exceso de glucosa en sangre (hiperglucemia) ya que no se distribuye de la forma adecuada. Los especialistas advierten que, si los pacientes no siguen el tratamiento adecuado, se pueden producir complicaciones muy graves en el organismo.

Los principales síntomas son:

  • Alta frecuencia en orinar (fenómeno de la cama mojada en los niños)
  • Sensación de hambre inusual
  • Sed excesiva
  • Debilidad y cansancio
  • Pérdida de peso
  • Irritabilidad y cambios del estado de ánimo
  • Sensación de malestar en el estómago y vómitos
  • Vista nublada
  • Cortaduras y rasguños que no se curan, o se curan lentamente
  • Picazón o entumecimiento en las manos o los pies
  • Infecciones recurrentes en la piel, las encías o la vejiga (cistitis)
  • Elevados niveles de glucosa en la sangre y en la orina

¿En qué momento debe acudir el paciente al especialista?

Cuando los pacientes tengan síntomas como necesidad constante de orinar, sed inusual, hambre extrema, pérdida inusual de peso, fatiga e irritabilidad extremas, infecciones frecuentes y/o visión borrosa, es necesario que acudan a la consulta del médico para que les realicen una determinación de glucemia.

Obesidad

La obesidad forma parte del síndrome metabólico, y genera predisposición a varias enfermedades, incluyendo enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 2, apnea del sueño, ictus y osteoartritis, así como para algunas formas de cáncer, padecimientos dermatológicos y gastrointestinales.

Hay muchas causas implicadas en la aparición del problema. Además de una mala alimentación o la falta de ejercicio físico, también existen factores genéticos y orgánicos que inducen su aparición.

Los principales síntomas son:

  • Presión en los pulmones
  • Dificultad para respirar y ahogo
  • Dolor en la zona inferior de la espalda (lumbalgia)
  • Agravamiento de la artrosis, especialmente en las caderas, rodillas y tobillos.
  • Sudor excesivo
  • Pies y tobillos entumidos

¿En qué momento debe acudir el paciente al especialista?

Si crees que padeces de obesidad mórbida, debes acudir a un especialista.  Para tratarla es necesario el empleo de cirugía, ya que las dietas no surten ningún tipo de efecto. Las técnicas para reducirla son de dos tipos: reseccionistas, encaminadas a inducir una mala absorción de los alimentos, o restrictivas

 

Asma

El asma denomina una serie de enfermedades que se caracterizan por una obstrucción de las vías respiratorias, fundamentalmente los bronquios. La palabra asma proviene del griego y significa ‘episodio agudo de falta de aire’. La obstrucción bronquial se caracteriza porque es reversible, total o parcialmente, cuando aplicamos un broncodilatador o, en ocasiones, espontáneamente sin tratamiento. La obstrucción es debida a dos factores: a la contracción de los músculos que rodean los bronquios y a la inflamación de la pared bronquial que hace que su luz se estreche. La inflamación de los bronquios contiene moco, líquido y células.

Los principales síntomas son:

  • Tos seca, con flema, por la noche, cuando se practica deporte, intensa, leve.
  • Respiración difícil.
  • Opresión en el pecho.
  • Ansiedad.
  • Irritación de garganta.
  • Taquicardia

¿En qué momento debe acudir el paciente al especialista?

El asma generalmente se trata con inhaladores de rescate para atacar los síntomas y con inhaladores de control (esteroides) que previenen los síntomas. Los casos más graves pueden requerir inhaladores de acción prolongada que mantengan las vías respiratorias abiertas, además de esteroides orales.

Si usted sospecha que tiene asma, consulte a uno de nuestros especialistas.  Llámenos inmediatamente para programar una cita.

 

Reflujo estomacal

Puede aparecer una sensación de ardor en el pecho o la garganta denominada acidez. Algunas veces se puede sentir el sabor del líquido del estómago en la parte posterior de la boca. Si tiene estos síntomas más de dos veces a la semana, es posible que sufra de reflujo estomacal. Los síntomas pueden incluir tos seca, síntomas de asma o problemas para tragar.

Cualquier persona puede sufrir reflujo estomsacal, incluso los bebés y los niños. Si no se trata, puede conducir a problemas de salud muy serios. En algunos casos, se requieren medicamentos o cirugía.

Los principales síntomas son:

  • Sentir que el alimento se atora por detrás del esternón.
  • Acidez gástrica o dolor urente en el pecho.
  • Náuseas después de comer.
  • Ronquera o cambios en la voz

¿En qué momento debe acudir el paciente al especialista?

La mayoría de las personas responde a los cambios en el estilo de vida y medicamentos. Sin embargo, muchas personas necesitan seguir tomando medicamentos para controlar sus síntomas.

La cirugía antirreflujo puede ser una opción para personas cuyos síntomas no desaparecen con cambios en el estilo de vida y fármacos. La acidez gástrica y otros síntomas deben mejorar después de la cirugía.

Si usted sospecha que tiene reflujo estomacal, llámenos inmediatamente para programar una cita con un especialista.

 

Tumores Malignos

Los tumores

Es un bulto normalmente se refiere a una masa que es de al menos 20 mm de diámetro en su parte más ancha y un nódulo mide menos de 20 mm en su punto más ancho. El tamaño de un tumor puede variar enormemente.

Las células cancerosas pueden separarse del tumor maligno y entrar al sistema linfático o al flujo sanguíneo, que es la manera en que el cáncer alcanza otras partes del cuerpo.

Los principales síntomas cuando se trata de cancer, son:

  • Fiebre
  • Fatiga
  • Dolor
  • Cambios en la piel

¿En qué momento debe acudir el paciente al especialista?

Cuando se sospecha que alguien padece un tumor porque padece ciertos síntomas, es habitual que el médico le realice una serie de estudios para confirmar la enfermedad: exploración física, rayos-X, ultrasonidos o tomografías computerizadas (TAC).

Si usted sospecha que tiene algún tumor maligno, llámenos inmediatamente para programar una cita con un especialista.

Dolor de espalda

El dolor puede surgir de repente, con una caída o al levantar algo pesado. También puede empeorar poco a poco.

El dolor de espalda puede tener muchas causas. Los problemas relacionados con la mecánica de la espalda misma pueden causar dolor.  Las causas más recurrentes del dolor de espalda pueden ser discos lesionados, espasmo, tensión muscular y hernia discal.

Las lesiones causadas por esguinces, fracturas, accidentes y caídas pueden resultar en dolores de espalda.  El dolor de espalda también puede ocurrir junto con algunas otras condiciones y enfermedades.

Los principales síntomas son:

  • Adormecimiento o cosquilleo
  • Dificultad para orinar
  • Debilidad
  • Adormecimiento de las piernas
  • Fiebre
  • Pérdida de peso sin estar a dieta.

¿En qué momento debe acudir el paciente al especialista?

Si usted detecta el dolor de espalda y ha deja transcurrir días de observación y el dolor lumbar no mejora, si se altera la fuerza o la sensibilidad, si hay fiebre, cansancio o pérdida de peso o si se extiende por el brazo o la pierna es imprescindible acudir al médico.

En algunos casos, además, es preciso ir con urgencia.

Si usted sospecha que tiene problemas de espalda, consulte a uno de nuestros especialistas. Llámenos inmediatamente para programar una cita. 

Hernias

La hernia se define técnicamente como la protrusión externa o interna de una parte cuerpo desde su cavidad natural. Aunque hay hernias cerebrales, diafragmáticas, hiatales o en otros sitios abdominopélvicos, el término por lo general se refiere a la pared abdominal y a presentaciones externas. Las hernias también pueden ser intraparietales en las paredes abdominales; ocurren tanto en niños como en adultos, y pueden surgir en la ingle (inguinal o crural), ombligo, abdomen anterior, pelvis o en las lumbare.

Los principales síntomas son:

  • Dolor en área donde se encuentra
  • Vómito
  • Malestar
  • Hinchazón de la zona abdominal

¿En qué momento debe acudir el paciente al especialista?

El diagnóstico de la hernia inguinal reside en la comprobación de la existencia de protrusión a nivel herniario sobre todo al realizar maniobras de esfuerzo abdominal, al toser, etc, por lo que, la mayor parte de la veces, la exploración física revela la presencia de la hernia. La ecografía y la TAC son útiles para la detección de pequeñas hernias. En algunos casos, la hernias alcanzan un gran tamaño, siendo aparentes a simple vista.

El tratamiento de la hernia inguinal es quirúrgico en prácticamente todos los casos.

Si usted sospecha que tiene hernias consulte a uno de nuestros especialistas, llámenos inmediatamente para programar una cita. 

 

Hipertensión arterial

La hipertensión, también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos.  Cuanto más alta es la tensión arterial, mayor es el riesgo de daño al corazón y a los vasos sanguíneos de órganos principales como el cerebro y los riñones. 

La mayoría de las personas con hipertensión no muestra ningún síntoma; por ello se le conoce como el «asesino silencioso». En ocasiones, la hipertensión causa síntomas como dolor de cabeza, dificultad respiratoria, vértigos, dolor torácico, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales, pero no siempre.

Debido a que no hay ningún síntoma, las personas pueden sufrir cardiopatía y problemas renales sin saber que tienen hipertensión arterial.

La hipertensión maligna es una forma peligrosa de presión arterial muy alta. Los síntomas incluyen:

  • Dolor de cabeza fuerte
  • Náuseas o vómitos
  • Confusión
  • Cambios en la visión
  • Sangrado nasal

¿En qué momento debe acudir el paciente al especialista?

Un diagnóstico temprano de presión arterial alta puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, problemas visuales, y enfermedad renal crónica.  Los adultos de 40 años o más deberían medirse la presión al menos una vez al año.  La mayoría de las veces, la presión arterial alta se puede controlar con medicamentos y cambios en el estilo de vida.

Si usted sospecha que sufre de hipertensión arterial, llámenos inmediatamente para programar una cita con un especialista.